TRATAMIENTO DE AGUAS

El crecimiento de la industria, de la urbanización y de la población humana, junto con el uso creciente de abonos y plaguicidas en agricultura influyen notablemente en el deterioro de la calidad de las aguas naturales y acrecienta los problemas de contaminación y en consecuencia el suministro de agua potable. Por esta razón, desde Smallops hemos desarrollado un producto (OPS) para el tratamiento de las aguas.

El agua es un recurso vital para la alimentación, higiene y actividades del ser humano, así como para la agricultura y la industria. Desde la antigüedad el hombre ha establecido sus poblaciones en zonas próximas a los cursos de agua, no sólo porque ésta es imprescindible para la vida, sino porque es útil para muchas de las actividades que desarrolla. Debido a ello, los ríos han sido con frecuencia los receptores de muchos de los residuos generados por el hombre y que finalmente terminan en el mar.

EL AGUA

El agua es esencial para la supervivencia de todas las formas de vida conocidas. Sin ella no podríamos vivir, y lo cierto es que cada vez disponemos de menos agua potable en el planeta. Es por eso que es necesario establecer acciones para el tratamiento de aguas.

CONTAMINACIÓN Y TRATAMIENTO DEL AGUA

En cuanto a los procesos de tratamiento de aguas, los problemas son cuantiosos y variados. Según la UNEP (Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente), se contaminan 2.000 millones de toneladas de agua diariamente debido a los residuos y alerta de que sin una actuación urgente para mejorar la gestión de estos dos millones de toneladas de desechos que contaminan las aguas, la situación empeorará.

Esto no afecta únicamente a la salud de millones de personas, sobre todo de los más pobres, si no que también afecta a los ecosistemas marinos, de tal forma que hay 245.000 km2 de zonas marinas muertas, y al clima, por las emisiones de metano que contribuyen al calentamiento global. Además, España se expone cada año a multas millonarias impuestas por la Unión Europea por el incumplimiento de la normativa vigente.

Para poder adoptar soluciones, es necesario conocer las posibles causas y fuentes de contaminación del medio hídrico. La contaminación acuática puede ser puntual (en el caso de que se produzca por un foco emisor determinado e identificable afectando a una zona concreta) o difusa (cuando el origen no está claramente definido y se ven afectadas zonas amplias en las que coexisten múltiples focos de emisión). En sentido general, podemos considerar como fuentes de contaminación del medio hídrico, las aguas residuales urbanas, las industriales, las agrícolas/ganaderas, y los aportes atmosféricos.

Asimismo, podemos clasificar los contaminantes básicos que pueden encontrarse en las aguas naturales en 4 grupos:

  • Contaminantes orgánicos, como pueden ser pesticidas, hidrocarburos o tensioactivos.
  • Contaminantes radiactivos, tanto de origen natural como antropogénico.
  • Contaminantes biológicos, como bacterias, hongos o virus, todos ellos portadores de enfermedades.
  • Contaminantes inorgánicos, como los metales pesados.

OPS PARA LA ELIMINACIÓN DE CONTAMINANTES DEL AGUA

En Smallops disponemos de un producto proveniente de la valorización de los residuos oleícolas. Se trata de unas nanopartículas de hierro encapsuladas en carbono que ayudan a la eliminación de diferentes contaminantes y aportan diferentes ventajas en el proceso: 

ventajas competitivas de las ops

TRATAMIENTO DE AGUAS

Gracias a las OPS es posible eliminar metales pesados como el Cr, Cd, Ni, Cu y Zn, presentes en aguas residuales industriales como las procedentes de las industrias del cromado del sector automovilístico.

Gracias a las OPS es posible eliminar pesticidas como ácidos 2, 4-diclorofenoxiacético o 2,4-D presentes en aguas residuales industriales.

En las diferentes estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR) la aplicación de las OPS permite la eliminación de compuestos de azufre (H2S) presentes en fase gas los cuales son causantes de malos olores.

Si quieres saber más sobre el uso de OPS para el tratamiento de aguas contaminadas, descargate el siguiente PDF

APOSTANDO POR LA I+D

El agua dulce solo representa el 2,5 % del agua de la Tierra, la cual se encuentra la mayoría congelada. De ella el 30,1 % es agua subterránea y el 0,04 % es la que podemos encontrar en lagos, ríos, atmósfera… En otras palabras, tenemos acceso solo a un tanto por ciento efímero del agua total del planeta, por lo que hay que gestionar este recurso adecuadamente y explotarlo de forma sostenible para que no se agote. 

Siendo conscientes del creciente y grave problema que presenta la contaminación de las aguas, en Smallops hemos apostado por la  investigación para el diseño de una malla a partir de nanopartículas de hierro encapsuladas, procedentes de residuos oleícolas para el tratamiento de aguas contaminadas. Puedes consultar el proyecto aquí. 

PRUEBA EL PRODUCTO

Si estas interesado en probar nuestro producto, contacta con nosotros. Resolveremos todas tus dudas y te facilitaremos toda la información que necesites.

¡Estamos a tan solo un click de distancia!