FERTILIZANTE

Fertilizantes

Un fertilizante o abono es cualquier tipo de sustancia orgánica o inorgánica que contiene nutrientes en formas asimilables por las plantas, para mantener o incrementar el contenido de estos elementos en el suelo, mejorar la calidad del sustrato a nivel nutricional, estimular el crecimiento vegetativo de las plantas, etc. Ejemplos naturales o ecológicos de abono se encuentran tanto en el clásico estiércol, mezclado con los desechos de la agricultura como el forraje, o en el guano formado por los excrementos de las aves (por ejemplo, de corral, como el de la gallina).

El hierro es el nutriente más abundante en casi todos los suelos. No obstante, se presentan frecuentes deficiencias de hierro para los cultivos como consecuencia de su baja solubilidad en el suelo y de la alta sensibilidad de plantas a la clorosis férrica. La baja solubilidad del hierro en el suelo es consecuencia del alto pH de los suelos calizos, 8-9, en los que la solubilidad de los óxidos férricos es mínima. 

Además, en estos suelos, hay una gran presencia de ion bicarbonato que, por una parte, hace que las plantas sensibles a la clorosis disminuyan su capacidad para absorber el hierro y, por otro lado, taponan el medio de manera que el pH no pueda bajar en la rizosfera, evitando puntos con posible solubilización de hierro. Si no se trata la clorosis férrica, puede provocar la defoliación completa de la planta, drenaje insuficiente, raíces dañadas, raíces compactadas, alcalinidad alta y deficiencias nutricionales de la planta.

ventajas competitivas

FERTILIZANTE

Se ha observado una mayor tasa de crecimiento de las plantas gracias a la suplementación de hierro e hydrochar.

Gracias a las OPS las plantas tendrían mayor absorción de hierro.

Aumenta la resistencia de la planta con fertilizante OPS frente al estrés de los cambios ambientales (frío, calor, viento, estrés hídrico…).

Las plantas no presenta efectos de fitotoxicidad debido a la lenta y gradual liberación del hierro de las OPS.

En conclusión, obtenemos un fertilizante de alta calidad medioambiental a un menor coste, al conseguirse que de un residuo agrícola como el alpechín se obtenga un input para la industria agroalimentaria; ya que el fertilizante resultante mejora la absorción del hierro por parte de las plantas debido a su tamaño nanométrico y a su área superficial, de forma que se aumenta la producción agrícola con el mismo terreno.

OPS

MÁS APLICACIONES

ALPERUJO Y ALPECHÍN

TRATAMIENTO DE AGUAS

PRODUCCIÓN DE BIOGÁS